La Boa Arcoiris (Epicrates cenchria) es una llamativa serpiente de la familia boidae procedente de distintas zonas de Centro y Sudamérica como son Costa rica, Venezuela o Brasil entre otras. La característica más apreciada en estos reptiles y que les otorga su nombre es su piel iridiscente. Según el sexo y la subespecie el color base puede pasar de un naranja vivo a un marrón oscuro en el cual se aprecia un patrón de círculos sobre la zona dorsal, pero lo que todas tienen en común es ese hermoso brillo multicolor provocado por unas ondulaciones microscópicas en la superficie de sus escamas que descomponen los rayos de luz de tal manera que nuestros ojos captan varias tonalidades a la vez.

a brazilian rainbow boa on a white background

 

Estas serpientes de hábitos crepusculares y nocturnos suelen habitar en zonas pantanosas o en las riveras de ríos y arroyos donde disfrutan de largos baños y gran cantidad de presas, pueden llegar a medir desde 160 cm hasta los 200 cm, siendo normalmente mayores las hembras y en cautividad pueden ser bastante longevas con esperanzas de vida de hasta 25 años.

Alimentación

En su entorno natural la boa arco iris se alimenta de distintos tipos de roedores, aves, anfibios y otros reptiles a los cuales suele acechar en tierra ya que no es una serpiente que suela desenvolverse habitualmente entre los árboles. Cuando nos encargamos de controlar su dieta en cautividad debemos tener en cuenta como siempre que el tamaño de la presa sea el correcto para nuestra serpiente y concretamente las presas que se adaptarán mejor a esta especie por su tamaño y disponibilidad son los ratones y las ratas de pequeño tamaño. En sus primeros meses de vida ofreceremos a nuestra Boa pequeños ratones con una frecuencia de dos en semana, a medida que la serpiente vaya creciendo aumentaremos el tiempo entre presas, pasando a una en semana y posteriormente la manera más sencilla que tendremos para calcular la siguiente toma será esperar a que la serpiente haya defecado, en ese momento estará lista para comer de nuevo.

Boa Arco iris- alimentandose

Por supuesto siempre debemos tener en cuenta que cuando se acerque el momento de la muda la serpiente rechazará el alimento lo cual no debe preocuparnos y simplemente deberemos esperar a que termine este proceso. Como siempre en este caso también recomendamos ofrecer a estos animales presas muertas ya que así evitamos posibles lesiones a la serpiente y le ahorramos a las presas el estrés de ser cazadas y sufrir una muerte por constricción. Además de esto una costumbre que nos ayudará a la hora de interaccionar con la boa será la de alimentarla en un recipiente fuera de su terrario, de este modo relacionará ese entorno con comida y no su terrario evitando así posibles tentativas de ataque a nuestras manos cuando las introduzcamos en su alojamiento.

Condiciones ambientales del terrario

Para mantener a una boa arco iris en nuestro hogar tendremos que ofrecerle en primer lugar un terrario con unas medidas mínimas de 100x60x60 cm (largo, ancho, alto) ya que tenemos que tener en cuenta que cuando llegan a su tamaño adulto necesitarán bastante espacio por el que moverse con comodidad. Como ya hemos dicho antes esta serpiente no es muy trepadora pero no por ello debemos prescindir de ramas, lianas o salientes en el fondo de nuestro terrario ya que en ocasiones gustará de trepar por ellos para explorar su entorno o simplemente descansar. Sin embargo lo más importante será que la base del terrario este lo más despejada posible para ofrecerle un entorno amplio teniendo en cuenta que es indispensable colocar una zona con agua en la que pasará bastante tiempo refrescándose. Si queremos darle un aspecto más estético a nuestro terrario y nos estamos planteando incluir algunas plantas tenemos que pensar en que la serpiente seguramente reptará sobre ellas en algún momento aplastandolas, por lo que lo más recomendable será utilizar plantas artificiales que nos darán un bonito toque verde sin sufrir daños.

Boa Arco iris- Terrario

En cuanto a la temperatura en el interior del terrario debemos saber que existen pequeñas variaciones entre las distintas subespecies de boa arco iris, sin embargo podremos considerar unas temperaturas estándar de alrededor de los 28-30ºC durante el día y una bajada hasta los 222-24ºC en la noche. La humedad en el terrario debe ser elevada en torno al 70-80% lo cual conseguiremos gracias al recipiente con agua destinado a los baños y a un par de pulverizaciones diarias del terrario, aunque como siempre podemos utilizar un sistema de lluvia para ayudarnos a recrear más fácilmente esa humedad selvática. Por último al tratarse de una serpiente de hábitos nocturnos no será necesario utilizar un iluminación especial para ella aunque si es necesario que puedan distinguir el ciclo día-noche.

Reproducción

Si queremos conseguir la reproducción de esta especie en cautividad deberemos tener en cuenta distintos factores antes de comenzar con el proceso en si mismo. En primer lugar deberemos estar seguros, claro está, de que tenemos una pareja reproductiva apta formada por un macho y una hembra de al menos dos años de edad, momento en el cual se considera que han alcanzado la madurez sexual. En segundo lugar deberemos prestar especial atención al estado de la hembra, debe alcanzar el metro y medio de longitud y poseer una buena reserva de grasa ya que será necesaria durante el desarrollo de las crías. Por último debemos saber que el periodo reproductivo en esta especie suele darse tras un proceso de hibernación, con lo cual el momento idóneo para unir a la pareja será a partir de febrero o marzo, cuando las temperaturas comienzan a subir de nuevo.

Boa Arco iris- Cópula

Una vez haya tenido lugar la cópula la hembra ovulará quedando entonces fecundada y comenzando así un periodo de gestación de aproximadamente 5 meses tras los cuales nacerán las crías. Normalmente estas serpientes ovovivíparas paren grupos de hasta 35 crías las cuales pueden medir hasta 50cm al nacer y se mostrarán muy activas desde el primer momento. Para su seguridad lo mejor es trasladarlas a otro terrario donde podrán pasar sus primeros meses juntas hasta que vayan poco a poco creciendo, momento en el que deberán pasar a terrarios individuales.

Boa Arco iris- Cría

Imágenes tomadas de:

photography-on-the.net; as-exotics.co.uk; commons.wikimedia.org; terrareptiles.forumpro.fr; suggest-keywords.com