Los Geckos crestados (Correlophus ciliatus) son animales nocturnos, procedentes de Nueva Caledonia y que durante un tiempo fueron los primeros en la lista de deseos de todo aficionado a la terrariofilia. Hoy en día parece que ese momento de fama ya ha pasado pero sin embargo eso no implica que estos animales sean menos interesantes, más bien todo lo contrario ya que son la elección perfecta a la hora de mantener un reptil atractivo, singular y que requiera unos cuidados sencillos. Su nombre hace referencia a las dos hileras de pinchos o cilios que recorren su cuerpo naciendo sobre sus ojos y terminando en la base de su cola, este detalle de su cuerpo junto con las diferentes coloraciones que puede presentar lo convierten en un gecko bastante llamativo.

Gecko crestado-Fases

Estos geckos de hábitos arborícolas son unos grandes saltadores y utilizan las almohadillas de sus dedos y su cola semiprensil para aferrarse a ramas y otras superficies. Un dato importante que se debe tener en cuenta es que esta especie al contrario que muchas otras no regenera su cola en caso de perderla, por ello es especialmente importante que no sometamos a estos geckos a episodios de estrés que podrían derivar en la perdida de este miembro. Su tamaño puede llegar a los 20-22cm contando con la cola y llegan a vivir hasta 15 años en cautividad aunque la media está en unos 10 años.

Alimentación

En la naturaleza estos reptiles siguen una dieta omnívora y oportunista aprovechando todo tipo de alimentos que puedan encontrar ya sea el néctar de las flores, frutos maduros o también insectos. Para recrear esta alimentación al mantenerlos en un terrario tenemos a nuestra disposición productos como las papillas de frutas creadas específicamente para estos geckos. Estas papillas contienen todos los nutrientes que el gecko necesita y nos permiten alimentarlos de manera cómoda y sencilla. Además podemos ofrecerles también distintos tipos de insectos para aportarles proteínas y trozos de frutas maduras como los plátanos, el mango o la papaya, con lo que haremos su dieta más variada.

Gecko crestado-comiendo

Lo ideal en el caso de los adultos es alimentarlos tres veces en semana con las papillas y ofrecerles los insectos o la fruta aprovechando uno de los días en los que no les demos papilla. Como siempre complementaremos su dieta con calcio y vitaminas que podemos disolver en la papilla o bien espolvorear sobre los insectos.

Condiciones ambientales del terrario

Como ya hemos dicho estos geckos pasan su vida en los arboles trepando y saltando de rama en rema, por lo que al mantenerlos en un terrario debemos ofrecerles espacios muy amplios en los que prime la altura y que presenten numerosas ramas y salientes por los que desplazarse. Para un único ejemplar las medidas mínimas recomendadas son de 45x45x60cm (largo, ancho, alto) aunque evidentemente se sentirán más cómodos en un terrario mayor que presente por ejemplo 1m de altura. A la hora de decorarlo las ramas serán el elemento principal y podemos utilizarlas junto con el fondo para colocar plantas como bromelias, preferiblemente especies de hoja dura que no se quiebren con facilidad por los posibles aterrizajes del gecko, potos, helechos y demás especies resistentes. Estos geckos acostumbran a beber las gotas de agua generadas por las pulverizaciones o el sistema de lluvia pero aún así es recomendable colocar en la base del terrario un recipiente plano con agua para que puedan hidratar su piel. Sin embargo algunos ejemplares tienen la costumbre de defecar en el agua y por ello es necesario que la revisemos a diario y la cambiemos a menudo.

Gecko crestado-Terrario

La temperatura en el interior del terrario debe oscilar entre los 22ºC durante la noche y un máximo de 27ºC durante el día y en invierno deberán bajar un poco hasta los 18ºC en la noche y entre los 23-24ºC durante el día. La humedad debe ser alta sobre el 80% y como siempre podremos utilizar pulverizaciones o un sistema de lluvia. En cuanto a la iluminación no necesitan ninguna especifica ya que son nocturnos. Por último es importante tener en cuenta que nunca debemos introducir dos machos en un mismo terrario ya que lucharían entre ellos causándose graves heridas.

Reproducción

El mejor momento para la reproducción de los geckos crestados es pasado su periodo invernal cuando comienzan a subir poco a poco las temperaturas. En primer lugar debemos tener claro el sexo de nuestros geckos, podemos comprobarlo observando los bultos en la base de la cola del macho, que corresponden a los hemipenes, o bien observando los poros de que la hembra está preparada para la reproducción, deberá superar al menos el año y medio de edad y pesar unos 45g. El apareamiento en esta especie puede ser un proceso duro para las hembras, tanto por la cópula ya que el macho suele ser bastante rudo, como después la formación y puesta de los huevos.

Normalmente suele ser el macho el que se traslada al terrario de la hembra, una vez la detecte comenzará a perseguirla intentando llamar su atención con sonidos y movimientos. Si la hembra se muestra receptiva moverá la cola de manera que facilite la cópula y entonces el macho se aferrará a ella mordiéndole la nuca para poder introducir uno de sus hemipenes.

Gecko crestado-cópula

Una vez realiza la cópula devolveremos al macho a su terrario para que no continúe acosando a la hembra y en el terrario de esta colocaremos un recipiente con fibra de coco húmeda, destinado a que la hembra pueda enterrar ahí sus huevos en el momento de la puesta pasadas unas tres o cuatro semanas.

En este momento deberemos decidir si mantendremos los huevos en el terrario o si por el contrario preferimos trasladarlos a una incubadora, esta última opción es la más recomendable, sin embargo muchos geckos crestados nacen en el interior del terrario sin problemas, aunque claro está deberemos estar bien atentos en las fechas previstas para su nacimiento. Si optamos por pasar los huevos a una incubadora los mantendremos a una temperatura de 24-25ºC grados hasta que eclosionen pasados unos 90 días. Entonces nacerán las crías completamente formadas a las que podremos alimentar con papilla e insectos pequeños a partir de su tercer día de vida. Es muy importante que las crías reciban un constante suministro de calcio en su desarrollo para evitar posibles enfermedades o la deformación de su cola.

Gecko crestado-cría

Imágenes tomadas de:

theurbangecko.com, reptilesmagazine.com, forum-reptiles.com, backyardchickens.com