Los lagartos de cola espinosa también llamados Uromastyx, género que abarca varias especies, son unos reptiles de la familia de los agámidos extendidos por distintas zonas de África como Nigeria, Marruecos o Somalía. Existen variaciones en cuanto al tamaño y la coloración entre las distintas especies pero por lo general estos lagartos presentan un cuerpo robusto con una cabeza muy redondeada y pequeña en relación con el tamaño de sus cuerpos, y una cola que puede ser alargada o corta y globosa pero siempre estará cubierta por escamas puntiagudas que hacen honor a su nombre.

Uromastyx acanthinura nigriventis principal 3

Su tamaño oscila entre los 25-40cm según la especie, y su coloración puede ser muy dispar, algunas especies presentan vivos colores como el verde, el naranja y el amarillo que a menudo contrastan con el negro como en Uromastyx acanthinura nigriventris mientras que otras muestran colores terrosos o grises como Uromastyx aegyptia. En cautividad pueden llegar a vivir hasta los 20 años siempre y cuando les ofrezcamos unas condiciones y una dieta adecuadas. En libertad suelen vivir en soledad, alimentándose durante el día de los escasos vegetales que puedan subsistir en su entorno y escondiéndose en grietas entre las rocas si se sienten amenazados.

Alimentación

El Uromastyx es un reptil considerado herbívoro, aunque es cierto que en ocasiones aprovecha la oportunidad de comerse algún que otro insecto, sin embargo su organismo no está preparado para procesar la proteína animal por lo que si le ofrecemos algún insecto a nuestro Uromastyx debería ser en contadísimas ocasiones para prevenir problemas. Su alimentación se basa en vegetales, ya sean verduras, hortalizas, o incluso germinados, los cuales suelen aceptar muy bien. Nombraremos algunos ejemplos más concretos:

-Verduras: Lechuga, col, hojas de nabo, berros, endivias, canónigos, espinacas…

-Hortalizas: Judías verdes, guisantes, zanahorias, lentejas…

-Germinados: Soja, trigo, avena, cebada, centeno…

-Otros: Flores, como el hibisco, el jaramago, el diente de león o la cerraja. Y también semillas como el mijo y el sésamo.

Uromastyx acanthinura nigriventis comiendo 2

Es importante tener en cuenta algunas cosas sobre estos alimentos. La lechuga no debe utilizarse como verdura base, debemos ofrecerla en pequeñas cantidades y siempre mezcladas con otras verduras de hoja verde para complementar nutrientes. Las hortalizas deben ofrecerse muy picadas para que así las acepten más fácilmente y es muy importante evitar el pimiento, ya que en muchas ocasiones ha resultado tóxico para distintas especies de Uromastyx.

Además un par de veces en semana es necesario espolvorear el alimento con calcio y vitaminas para evitar carencias. Les alimentaremos a diario, pudiendo cambiar la composición del “menú” cada día para que no les resulte aburrido y se recomienda colocar el alimento en el terrario cuando las luces ya lleven al menos unas 4 horas encendidas, esto nos ayudará a que se muestren más activos y receptivos hacia la comida.

Uromastyx acanthinura nigriventis comiendo

Condiciones ambientales del terrario

A la hora de mantener este tipo de reptiles siempre deberemos tener en cuenta el tamaño de la especie que hayamos elegido para poder adaptar las dimensiones del terrario al animal en cuestión, pero para resumir recomendaremos las medidas del terrario considerando como modelo el tamaño de la especie Uromastyx acanthinura en cuyo caso las medidas mínimas para un individuo o pareja serían de 120x60x60cm (largo, ancho, alto). La decoración del terrario para estos reptiles será de tipo desértico, normalmente como sustrato en los terrarios desérticos suele utilizarse la arena, sin embargo es recomendable utilizar otros materiales como la fibra de coco ya que en ocasiones los reptiles pueden ingerir la arena si se pega a los alimentos y sufrir obstrucciones en el intestino. Podemos generar un fondo con relieves y terrazas que el Uromastyx aprovechará para descansar y asolarse, y en suelo colocaremos troncos rocas y refugios para crear un entorno en el que el animal se sienta seguro.

Uromastyx terrario

Para simular mejor las condiciones ambientales de su hábitat natural colocaremos en el terrario un spot que nos ofrezca una zona caliente que permanezca a unos 40ºC mientras que el resto del terrario deberá estar en unos 32ºC bajando durante la noche hasta los 28ºC. En cuanto a la humedad debe ser bastante bastante baja, en torno al 20-30% sin embargo es recomendable que dentro del refugio sea un poco más elevada, sobre el 40%, lo cual podemos conseguir pulverizando el sustrato de su interior. Para la iluminación del terrario deberemos utilizar lamparas UVB de amplio espectro ya que al ser reptiles diurnos las necesitan para sintetizar vitamina D3. Otro dato importante es que los Uromastyx no suelen beber agua a menudo, la ingieren a través del alimento, por lo que no sería imprescindible colocar un bebedero en el terrario, aunque si queremos ponerlo no les perjudicará.

Reproducción

El periodo reproductivo de los Uromastyx tiene lugar entre los meses de marzo y abril, durante la temporada de lluvias, momento en que los machos buscan a las hembras para copular. En ambos sexos se considera sexualmente maduros a los ejemplares que han superado los 4 años de edad. Cuando una pareja sexualmente madura se encuentra el macho comenzará el cortejo moviendo rítmicamente la cabeza hacia los lados al tiempo que se acerca a la hembra. Si está se encuentra receptiva tendrá lugar la cópula durante la cual el macho muerde a la hembra en la nuca aferrándose a ella.

Uromastyx cópula

Tras la gestación la hembra realizará una puesta de entre 5 y 20 huevos los cuales deberán ser incubados durante unas 8 o 10 semanas hasta el nacimiento de las crías. En este género de reptiles el sexo viene determinado genéticamente por lo que la temperatura no puede influenciar en ello. Siempre es recomendable mantener a las crías en un terrario aparte, sin embargo algunos aficionados las mantienen junto a los padres debido a su pacífico comportamiento.

Uromastyx thomasi crías

Para finalizar mostraremos algunas fotos de varias especies de Uromastyx en las que podemos ver el fantástico colorido y las curiosas formas de la cola de este poco afamado reptil.

Uromastyx spp.

Imágenes tomadas de:

Phillip Lietz via pinterest.com; boxrep.exblog.jp; reptileforums.co.uk; Orlando C via picssr.com; deerfernfarm.com