La denominación coloquial de Rana Pacman hace referencia a varias ranas del género Ceratophrys , siendo la más extendida entre los aficionados la especie Ceratophrys cranwelli, en la que centraremos esta guía. Estas ranas procedentes de las selvas tropicales de Argentina, Bolivia y Brasil entre otros países, presentan un cuerpo redondeado en el que destaca el tamaño de su enorme boca gracias a la cual devoran en ocasiones presas de su mismo tamaño, sus patas son cortas y fuertes y suelen utilizarlas más para ayudarse a la hora de enterrarse en el sustrato que para desplazarse, ya que no son unas ranas muy activas. Este hecho también se demuestra en su modo de cazar, ya que no persiguen a su presa si no que permanecen acechando entre la hojarasca durante el día para atacar a aquellos animales que pasen demasiado cerca de ellas.

Ceratophrys cranwelli- principal 2

La especie Ceratophrys Cranwelli es la más famosa debido a que combina un tamaño medio dentro de su género, unos 8cm en los machos y en torno a los 10-13cm en las hembras, y una serie de coloraciones muy llamativas que pasan por fases albinas, azules e incluso grises. Otra de sus características más distintivas es que su enorme boca está dentada, aunque no por auténticos dientes, si no por prolongaciones del hueso de su mandíbula que les sirven para aferrar con mayor firmeza a sus presas. Su mantenimiento es sencillo y su esperanza de vida en cautividad ronda en torno a los 8 o 10 años, por lo que es muy recomendada para los principiantes.

Alimentación

La alimentación de estas ranas es bastante sencilla si nos basamos en el tipo de presas que suele cazar en libertad y en que tengan un tamaño acorde con las dimensiones de nuestra rana. Su dieta suele componerse de insectos como grillos, blápticas, langostas, gusanos de seda y larvas de tenebrio o zophobas, las cuales recordamos como siempre que tienen un alto contenido en grasas y deben ofrecerse con moderación. Además aceptan de buen grado invertebrados como las lombrices que son un alimento muy equilibrado y fácil de digerir. En ejemplares pequeños la frecuencia de alimentación debería ser cada día o cada dos días, mientras que en ejemplares adultos podemos reducirla a un par de veces en semana, recordando siempre añadir calcio y vitaminas al menos una vez en semana.

Ceratophrys cranwelli- comiendo

Algunos aficionados ofrecen también a sus ranas pequeños roedores, como ratones juveniles o incluso adultos, sin embargo consideramos que esta costumbre no es muy adecuada ya que el pelo puede hacerse muy difícil de digerir para las ranas aparte del enorme aporte de grasas que este alimento supone y además en muchas ocasiones las presas son demasiado grandes y acaban provocando la muerte de la rana por descomposición interna. Por ello recomendamos basarnos en una dieta que se asemeje más a la que seguirían en libertad, con presas más seguras y nutritivas como son las que ya hemos mencionado.

Condiciones ambientales del terrario

Cuando mantenemos esta especie en nuestros hogares lo primero que debemos tener en cuenta es que no debemos colocar dos ejemplares en un mismo terrario, ya que podría darse el canibalismo sobre el ejemplar de menor tamaño. Una vez dicho esto las dimensiones mínimas para un ejemplar adulto serían de 50x30x30cm (largo, ancho, alto) ya que aunque son ranas que alcanzan un tamaño considerable no son muy activas y por ello no necesitan grandes espacios para vivir cómodamente. En cuanto a la decoración, podemos optar por un terrario sencillo en el que unicamente exista el sustrato, ya sea musgo o turba, y un recipiente con agua, lo cual es una buena opción en cuanto a la higiene, pero que posiblemente no sea la mejor para nuestra rana ya que podría sentirse demasiado expuesta, o por el contrario optar por un terrario algo más decorado al que podamos añadir un fondo en el que colocar algunas plantas y también utilicemos algunos troncos y hojarasca. En este terrario la higiene también será sencilla, simplemente tendremos que retirar los troncos cuando queramos cambiar el sustrato y también podemos sustituir las hojas que estén muy degradadas por otras nuevas.

Ceratophrys cranwelli- terrario

En todo caso lo que nunca debe faltar en el terrario es un recipiente con poca profundidad en el que nuestra rana pueda introducirse para refrescarse, debe ser amplio para que quepa cómodamente pero el agua nunca debe cubrir más de dos tercios de su altura porque podría ahogarse. Los parámetros del terrario deben recrear el ambiente de una selva tropical, para ello la humedad deberá estar en torno al 80-100% lo cual conseguiremos con varias pulverizaciones diarias o con un sistema de lluvia. La temperatura diurna debe estar en unos 25-27ºC y la nocturna en los 20-23ºC. La iluminación estará más bien destinada al crecimiento de las posibles plantas que a la rana puesto que no necesitan luz UVB.

Estivación

La estivación es un proceso en el que pueden entrar las ranas Pacman en caso de que las temperaturas del terrario no sean las apropiadas, aunque se han dado casos de ejemplares que han realizado la estivación a pesar de encontrarse en un terrario con parámetros correctos. Cuando este proceso tiene lugar la rana dejará de comer y se enterrará lo máximo posible en el sustrato al tiempo que desarrollará una gruesa piel que en la naturaleza le serviría para protegerse frente a condiciones adversas. En este momento deberemos comprobar que la temperatura y la humedad de nuestro terrario son las correctas y en caso de que hubiera algún problema corregirlo, sin perturbar a la rana ya que en estos momentos es especialmente frágil. Una vez lo hayamos solucionado o en caso de que se trate de una estivación espontanea sin motivo aparente, solo nos quedará tener paciencia y esperar a que la rana perciba que las condiciones son óptimas para abandonar su letargo, entonces ayudándose de sus patas y su boca rasgará la piel protectora y la ingerirá, a partir de entonces podemos volver a ofrecerle alimento y todo deberá volver a la normalidad.

Ceratophrys cranwelli- estivación

Reproducción

Conseguir la reproducción de estos animales en cautividad en el ámbito particular es un proceso un tanto complicado, aunque no imposible. En primer lugar deberemos asegurarnos de tener una pareja, recordamos que los machos son más pequeños que las hembras y además añadiremos dos detalles para identificarlos, en sus gargantas aparecerán unas manchas oscuras y en sus pulgares podremos distinguir unas pequeñas verrugas que son las llamadas almohadillas nupciales. Una vez estemos seguros de tener una pareja aumentaremos un poco la temperatura de sus terrarios y pasaremos a alimentarlos cada 4 días durante un mes.

Pasado ese tiempo los sacaremos de sus respectivos terrarios para introducirlos a ambos en un terrario o acuario mayor al que colocaremos una división en medio, por ejemplo de metacrilato, de manera que puedan verse pero que no haya ninguna posibilidad de ataque. Este nuevo entorno deberá recrear la estación de lluvias de su hábitat natural, para ello llenaremos la urna o terrario con al menos 3cm de agua a 27ºC y colocaremos una bomba conectada a un sistema de aspersión que genere una lluvia constante durante unas 6 horas hasta media noche. Estas condiciones deberían incitarles a entrar en celo, en los machos podremos reconocer el celo por su canto, y en el caso de las hembras veremos que si están receptivas se aproximarán al macho, siempre con el metacrilato separandolos, y se colocarán en una posición que facilitaría el amplexo. Cuando reconozcamos estos comportamientos podremos retirar la separación y permaneceremos a la espera, siempre vigilando para evitar posibles ataques.

Ceratophrys cranwelli- amplexus

Si todo va bien se realizará el amplexo y la hembra pondrá una gran cantidad de huevos que serán fecundados por el macho. Una vez realizado el proceso colocaremos de nuevo a cada miembro de la pareja en su correspondiente terrario y pasaremos a cuidar de la puesta. Pasados un par de días deberían eclosionar y entonces deberemos alimentar a los renacuajos con tubifex o larvas rojas de mosquito, y a medida que vayan creciendo sería buena idea mantenerlos en pequeños tuppers individuales para evitar el canibalismo. Tras un periodo de una 3 o 4 semanas los renacuajos habrán desarrollado sus patas y si ponemos rocas en sus tuppers veremos que comienzan a salir a la superficie. Pasada una semana más habrán reabsorbido su cola por completo y podremos pasarlos a un terrario para adultos.

Ceratophrys cranwelli- cría

Imágenes tomadas de:

tretinocorrierealpi.gelocal.it; reptilesmagazine.com; forum-reptiles.com; pollywog.co.uk; amphibiancare.com; mmo-champion.com