La serpiente del maíz (Pantherophis guttata) es una de las especies de colúbridos más extendidas entre los aficionados debido a su fácil mantenimiento y a su docilidad, además de su pequeño tamaño y sus distintas y coloridas fases. Estas serpientes provienen de zonas del sur y este de Estados Unidos, extendiéndose también hasta el norte de México. Habitan zonas boscosas y también se introducen en tierras de cultivo donde suelen abundar los roedores que constituyen la base de su alimentación, son serpientes de hábitos nocturnos y crepusculares y matan a sus presas por constricción ya que carecen de veneno.

Serpiente del maíz- Fases

 

Su tamaño en estado adulto oscila entre los 80 o 120cm, con un cuerpo bastante esbelto. Al mantenerlas en cautividad con unas buenas condiciones de vida y una correcta alimentación pueden llegar a ser bastante longevas alcanzando los 15 e incluso 20 años de edad.

Alimentación

Conseguir una buena alimentación para este tipo de serpientes es algo bastante sencillo para cualquier aficionado. Como ya hemos dicho su dieta suele basarse en roedores, ya sean ratones o ratas recién nacidas. Este tipo de alimento está disponible en la mayoría de tiendas especializadas y suele ser bastante económico. Lo ideal es ofrecer a nuestra serpiente presas ya muertas para evitar posibles lesiones al tiempo que las presas no sufren estrés ni una muerte lenta. Para ello lo mejor es utilizar roedores congelados, los cuales deberemos descongelar por completo antes de ser ofrecidos a la serpiente, ya sea mediante un baño en agua caliente o dejándolos descongelar a temperatura ambiente. Como siempre el tamaño de las presas deberá estar en consonancia con el tamaño de la serpiente y la frecuencia de alimentación será de dos veces en semana para los ejemplares jóvenes y una vez a la semana para los adultos.

Serpiente del maíz- Comiendo3

Condiciones ambientales del terrario

Estas serpientes necesitan terrarios amplios en los que poder moverse, ya sea por el sustrato o trepando por ramas y salientes del fondo, es por ello que necesitan como mínimo unas dimensiones de 100x50x50 cm (largo, ancho,alto) en las que como vemos primará la longitud del terrario frente a su altura ya que aunque son buenas trepadoras pasarán la mayor parte del tiempo sobre la base del terrario. Como ya hemos dicho será necesario el uso de ramas, troncos y demás estructuras que permitan trepar a nuestra serpiente y además también deberemos colocar algún refugio en el que pueda guarecerse para que se sienta más cómoda. Como sustrato podemos usar la fibra de coco o el aspen. Podemos mejorar el aspecto del terrario con algunas plantas resistentes como helechos o potos que ayudarán también a la hora de mantener la humedad.

Serpiente del maíz- Terrario

En cuanto a la temperatura en el terrario deberán distinguirse dos zonas durante el día, una que este en unos 25ºC y otra que alcance los 30ºC, bajando por la noche hasta los 22ºC. Para conseguir estas variaciones de temperatura podemos utilizar mantas térmicas o spots. La humedad debe ser del 70% como máximo y para conseguirlo simplemente tendremos que pulverizar el terrario de vez en cuando. Además es imprescindible colocar un recipiente con agua ya que estas serpientes gustan de beber y bañarse en ellos. La iluminación no es un factor determinante debido a los hábitos nocturnos de las serpientes del maíz.

Reproducción

Si queremos que nuestras serpientes del maíz se reproduzcan deberemos primero inducirlas a la hibernación durante varias semanas. Una vez finalizada dicha hibernación esperaremos al menos otras tres semanas hasta que muden su piel, esto nos indicará que están listas para reproducirse. En este momento debemos colocar a la pareja en un mismo terrario y supervisar su presentación y reacciones, en caso de que la hembra acepte al macho y tenga lugar la cópula podremos separarlos de nuevo, colocándolos en sus correspondientes terrarios.

Serpiente del maíz- Cópula

A partir de entonces tendremos que esperar unas cuatro semanas hasta que la hembra realice de nuevo la muda, entonces sabremos que se acerca el momento del desove y deberemos ofrecerle a la hembra un refugio en cuyo interior hayamos colocado un sustrato húmedo. Pasará otra semana hasta que por fin la hembra deposite los huevos y entonces los trasladaremos a un recipiente con vermiculita húmeda que colocaremos en una incubadora con una temperatura de unos 27ºC. Tras un periodo de unos 60 días aproximadamente nacerán las crías a las cuales podremos comenzar a alimentar a partir de su primera muda de piel.

Serpiente del maíz- Cría

Imágenes tomadas de:

888reptiles.co.uk; reptiligne.fr; sciencedump.com; tartarugando.it; beardeddragon.org; vmsherp.com